jueves, 8 de diciembre de 2022

                                                                  SPRICH    - WORTEN  -  389

                                                       "  PRAXEIS TON APOSTOLON "  Nº.- 80

                             " LLEGADA  A ROMA  "   "   SAN PABLO   Y LOS  JUDIOS EN ROMA "  

Después    de tres meses  en  Malta  nos hicimos  a la mar  en una nave  alejandrina  que había invernado  en la isla  y llevaba  los  " Dioscuros  "  " Gemini "   " Hijos   de Zeus  "    como  enseña. Llegamos a Siracusa -  Sicilia -  y   atracamos allí  y permanecimos   tres   dias. Desde  allí, costeando  arribamos  a  Regio. Al dia siguiente  se levantó  viento del sur  y a los  dos  dias llegamos  Putéoli. Encontramos allí algunos hermanos, que nos rogaron que  permaneciéramos  con ellos  siete  dias. Y así nos dirigimos  a   Roma . Los hermanos,  al enterarse    de nuestra llegada, vinieron  desde alli  a nuestro encuentro  hasta  el Foro  Apio  y   Tres  Tabernas -  cerca  de la  Via  Apia  que comunicaba la Urbe   con el sur de Italia  -  unos  50  o 60  km. Al verles, Pablo  dió  gracias  a Dios  y cobró  ánimos. Cuando llegamos a Roma, le fué  permitido  a Pablo vivir  por cuenta propia  con un soldado  que le custodiara. ( Disfrutó   de  la llamada  " custodia militaris  "   detención   mínima  preventiva antes del juicio,  vivió  así  un  "  bienio  completo  "  )    desde  al año  61.  Tres  dias después  convocó   a los principales  judios  y cuando  se reunieron  les dijo:   Hermanos, sin haber  hecho  nada  contra el pueblo  ni contra  las tradiciones   de    nuestros   padres  fuí  apresado en Jerusalén  y entregado  en manos   de los romanos, que después de interrogarme  querían  ponerme en libertad por no haber  en mí ninguna  causa  de muerte.  Y ante  la oposición  de los judios, me vi obligado  a apelar  al Cesar, pero  no para acusar   de nada a mi nación. Por esta razón os he pedido   veros  y hablaros, pués llevo  estas cadenas por la esperanza   de Israel. Ellos le respondieron: Nosotros no hemos recibido  de Judea  ninguna carta  que nos hable  de  tí,  ni ha llegado  ningún hermano  que nos haya  comunicado  o hablado  nada  de tí. Deseamos, sin embargo,  escuchar  de ti mismo  lo que piensas, pués de esa secta sabemos  que en todas partes  se la contradice. Concertamos con él un dia y acudieron  muchos  a la casa  en que se alojaba. Desde la mañana  hasta la tarde él les explicaba  el Reino  de Dios  dando testimonio  y tratando de convencerles   sobre Jesús mediante  la ley  de Moisés  y los  Profetas. . Unos aceptaron  con fe  lo que decía, pero otros no creyeron. cuando se marchaban divididos  entre sí, Pablo  tan solo dijo  estas  palabras:   con razón habló el Espíritu Santo  a vuestros padres   por medio   del profeta  Isaias:  "  Ve a este pueblo y dile:  Con el oido oiréis, pero no entenderéis, con la vista  mirareis, pero   no veréis, porque se ha embotado  el corazón  de este pueblo, han hecho  duros  los oidos  y han cerrado los ojos....." . Sabed por  tanto   que  esta salvación  de Dios  ha sido  enviada  a los gentiles. Porque ellos sí la oirán. Pablo permaneció  dos años completos  en su alojamiento propio  que había alquilado  bajo continua vigilancia  de un soldado y recibía a todos   los que acudían a él. Predicaba el Reino  de Dios   y enseñaba  lo referente  al Señor Jesucristo  con toda  libertad  y sin ningún  estorbo. convirtió  a muchos paganos  incluso  dentro del propio  palacio del Cesar. Una  vez     pronunciada la sentencia  absolutoria, San Pablo se alejó  de   Roma,  es tradición que   se dirigio a España. Cuando la persecución  de Nerón   sobre los  años 66  San Pablo  sufrió   de nuevo el cautiverio  en Roma y  según    el historiador  Eusebio   siglo  III    padeció el martirio  el   año 67    junto   San Pedro   que murió crucificado  como  su Maestro  pero cabeza  abajo en la   colina  del Vaticano  y    San Pablo, fué decapitado  cerca  de Roma  -  fuori le mura -  extramuros -   en el camino   de Ostia.A  ambos  apóstoles   celebra  y venera la  fe   católica  como    fundadores  y  fundamentos  de la Iglesia.

miércoles, 7 de diciembre de 2022

                                                            SPRICH    -  WORTEN   - 388

                                                     "PRAXEIS TON APOSTOLON  "  N.-º  79

                             "    NAUFRAGIO  Y  RESCATE  " "  ESTANCIA EN MALTA "

Después   de sacudidos  y mareados   todos lo tripulantes  de la nave  cuando se hizo   de dia  no reconocían  la tierra  -   estuve   algunos   años  nevegando    y cuando llegas a tierra   despúés   tanto zarandeo    todavía    se te sigue moviendo el  suelo  -  ;  solo divisaban  una  ensenada   con su playa,  hacia la que  pensaban empujar  la nave, si fuera  posible. Soltaron las anclas   para dejarlas  caer al mar  y aflojaron simultaneamente   las amarras   de los timones. Izaron  después  la vela   de proa  y empujados  por la brisa  se dirigieron   hacia la playa. Pero   al   tropezar    contra un bando  de arena,  bañados   a ambos lados  por el mar, encalló  la nave, de modo  que   la proa, clavada  quedó  inmovil, mientras  que la popa  se deshacía  por  la violencia   de las olas. Los soldados  decidieron    entonces  matar  a los presos, por si alguno  escapaba a nado;  pero el centurión, que   deseaba salvar a Pablo, les prohibió tal resolución  y mandó  que los que   sabían nadar fueran los primeros en echarse  al  agua  para ganar la orilla y que los demás  lo hicieran   unos sobre    tablas    y  otros  con restos   de la nave. De  este modo  todos llegaron   a salvo  a tierra. Una vez a salvo, supimos   que la  isla se llamaba Malta. Los nativos  tuvieron  con nosotros  una  humanidad  poco común. Hicieron   una hoguera , a causa   de la lluvia  que caía  y del frio  y  nos recibieron a todos. Pablo había reunido  un motón  de ramas secas  y al colocarlas  en la hoguera, una víbora  que huía  del calor  le mordió  en la mano. Cuando los nativos vieron  al animal  colgando de su mano, se dijeron unos a otros: Seguramente este hombre es un asesino  que, aúnque ha escapado   del mar, la Justicia  no le permite vivir. Entonces  Pablo sacudió  el animal  sobre el fuego  y no sufrió  daño alguno. Esperaban ellos que se hinchara  o cayera muerto  de repente. Pero después   de esperar  un tiempo y ver  que nada malo  le ocurría, cambiaron  de parecer  y decían  que era un dios. Por aquellos lugares  tenía  propiedades el hombre  principal   de la isla , llamado  Publio, que nos acogió y  hospedó  amablemente tres dias. Coincidió  que   el padre de Publio  se hallaba en cama, aquejado de una  disentería. Pablo  entró a verle, oró,  le impuso las manos  y le curó. Como había    ocurrido  esto,  se presentaron  también  otros  enfermos  de la isla  y fueron curados. Nos trataron  con todo tipo  de consideraciones  y cuando  nos embarcamos  nos facilitaron  todo lo necesario. Los  naufragios  todos tienen  de común   la  nave  y   el mar, pero todos son  diferentes  e irrepetibles    a causa  del   tiempo  y los caprichos  del mar.

                                                                SPRICH    -  WORTEN  - 387

                                                        "PRAXEIS TON APOSTOLON "  Nº.-  78

                              " VISIÓN   DE SAN PABLO  Y   EXHORTACION  A LA  DOTACIÓN "

Metidos  en el  ojo  de la  tempestad  llevábamos  largo tiempo  sin comer   y entonces  Pablo  se alzó  en medio   de  ellos  y dijo:  Mejor hubiera sido, amigos,  escucharme  y no   habernos hecho  a la mar desde  Creta   (  hay  una prudencia  humana  o cuquería   y   la  prudencia  es  la    virtud  que  es sabia  y sana - auriga virtutum )   , porque  habríamos  evitado estos peligros  y estos  daños y sobresaltos. Pero  ahora  os invito  a tener  bun ánimo, porque ninguno de vosotros morirá;  solo se perderá la nave. Esta  noche   se me ha aparecido  un angel   de Dios - a  quién pertenezco  y a quién sirvo -  y me ha dicho: No  temas Pablo, tienes que comparecer  ante el  Cesar  en   Roma  y Dios  te ha concedido la vida  de todos los que navegan  contigo. Por lo tanto, amigos, tener  ánimo. Confio en Dios  que ocurrirá tal como se me ha dicho. Vamos   a dar con alguna isla. La decimocuarta  noche  que ibamos a la deriva por   el Adriatico, los marineros, a eso  de la medianoche  empezaron a presentir  que se acercaban a tierra  firme. Echaron la sonda  y descubrieron  que había  veinte brazas  y después  de avanzar un poco  sondearon  de nuevo y descubrieron  quince brazas. Temerosos  de    que  chocásemos  contra   algunos escollos, echaron  cuatro anclas  desde popa  y esperaron a que amaneciera. Como  los marineros  querían  abandonar  la nave  y  habiendo arriado  ya   el esquife  al mar  con el pretexto   de echar  las anclas  de proa, Pablo  les   dijo  al centurión  y   a los soldados: Si  estos  no permanecen en la nave, vosotros  no podréis salvaros.. Entonces los soldados cortaron  las amarras  del esquife  y lo dejaron  caer. Mientras amanecía, Pablo  invitó  a todos  a tomar  alimento. Llevais  hoy catorce  dias  llenos  de tensión  y en ayunas  sin haber  comido  nada,  por eso,  os animo  a que tomeis  alimento, pués  es necesario  para que  os salveis, porque  ninguno  de vosotros  perderá   ni un solo cabello de la cabeza. Dicho esto, tomó pan, dió gracias a Dios   delante  de todos, lo partió  y empezó  a comer. Todos los demás  de animaron  y tomaron  también alimento. Estábamos  en la nave  un total  de doscientas  setenta  y seis personas. Despúés   de haber comido hasta   quedar satisfechos, aligeraron  la nave arrojando el trigo al  mar. La  virtud  santa   de la prudencia  en este  caso    de naufragio   apunta   que para  salvar  la vida   hay  que  aligerar  la   carga y el lastre  arrojando el trigo al mar  -  primum  vivere  et postea philosophare  -   primero salvar    la   vida   después  ya   se ira  viendo y pensando    como   seguir llevando   el tributo  del   trigo  de Egipto  a  Roma.

lunes, 5 de diciembre de 2022

                                                            SPRICH  -   WORTEN  -  386

                                                   "PRAXEIS TON APOSTOLON   "   Nº.- 77

 " REANUDACIÓN    DEL VIAJE CONTRA EL PARECER   DE SAN  PABLO " " TEMPESTAD  " 

 Buscando  en Creta  el sotavento,   un poco    de descanso  y el  avituallamiento  para  la nueva travesía   para  alcanzar  Sicilia  y  el  sur de Italia. Transcurrido  bastante tiempo   por  el temporal  y como la navegación  se hacía peligrosa, pués  ya había pasado   ya el Ayuno  o tiempo de  expiación,  Pablo   -  experto  en naufragios  -  les advirtó:  Veo, amigos  que la navegación  va a traer  peligros  y serios daños  no solo para la carga  y la nave   sino también para nuestras vidas. Pero  el centurión  hizo más caso al piloto  y al patrón   de la nave  que a las palabras  de  Pablo. Como el puerto  no resultaba  apropiado  y favorable  para pasar el invierno, la mayoría  decidió  hacerse a la mar  desde allí,  por si lograban  llegar  a Fénica, un puerto  resguardado  de Creta  que mira  al sudoeste  y   al noroeste, para pasar   el invierno.  Comenzó a soplar el viento   del sur  y pensaron que podían  realizar  su propósito, de modo que   levaron anclas  y fueron costeando  de cerca la  isla de Creta. Pero no mucho   tiempo   después  se desató un  viento huracanado  llamado  Euroaquilón. Arrastrada la nave  e incapaz  de resistir el viento. quedó al capricho   de las olas  y comenzamos a ir a la deriva. Navegamos  a sotavento de una pequeña isla que se llamaba Cauda  y a duras penas  conseguimos  hacernos  con el esquife -  bote salvavidas  -. Después   de izarlo, usaron  los cables  de refuerzo para  ceñir  el casco  de la nave  por debajo. Y por miedo a chocar contra  la Sirte   plegaron  las velas  y se  dejaron ir a la deriva. Como el temporal  nos sacudía violentamente, al dia  siguiente  aligeraron la nave  y al tercer dia con sus propias manos  arrojaron  los aparejos al mar. Durante varios dias  no aparecieron  el sol  ni las estrellas   y dado que   venía  encima  una  tempestad  no pequeña, habiamos  perdido  ya toda  esperanza  de salvarnos. Antes   de  seguir  la  ruta   desde Creta  hasta Sicilia  escuchamos un comentario    "  ad casum  "      de San Juan Crisóstomo  " In Acta  Apostolorum "  :  " Aunque estemos  en medio de tempestades  y tormentas  -  también está  el brazo   de Dios -  y seremos   librados   de todos  los peligros; aúnque hubieramos  permanecido  catorce dias    en ayunas, permaneceremos  con vida;  aúnque caigamos  en tinieblas  y obscuridad, si creemos en el Señor  seremos liberados ".  Nada  en poco  tenemos  a mano  la isla   de Sicilia  y  el sur  de Italia.

                                                                      SPRICH    - WORTEN  - 385

                                                             " PRAXEIS TON APOSTOLON " Nº.- 76

" EFECTO  EN LOS OYENTES   AL DISCURSO  DE PABLO  ANTE EL REY  HERODES AGRIPA "

                                                           "  SAN PABLO  CAMINO  DE ROMA  "

Mientras  Pablo de defendía   de este modo  -  exponiendo  su alegato  o  catequesis  -    dijo  Festo  en   alta voz:   Pablo, estás loco. Las muchas   letras  te han  hecho perder la cabeza. Pablo  contestó:  No estoy loco, excelentisimo Festo,  sino que  digo  estas cosas verdaderas y sensatas. Bién sabe estas cosas el rey a quién hablo  sinceramente, porque  no creo que ninguna le sea desconocida,  pués no son cosas  que hayan ocurrido  en un rincón. ¿  Crees, rey Agripa,  en los Profetas ?  Yo sé que crees. Agripa contestó:  Un poco más y me  convences  de que me haga cristiano. Pablo respondió:  Quisiera Dios que,  con poco o con mucho,   no solo tú  sino todos  los que  me escuchan  hoy  se hicieran  como  yo, pero sin cadenas. Se levantaron  el rey  y  Berenice,  el procurador Festo,   y todos los que se sentaban  con ellos  en el tribunal y al retirarse  comentaban   unos con otros: Este hombre  no ha hecho  nada  que merezca  muerte o prisión. Agripa   le  dijo  Festo:   Podría  ser puesto en libertad  si no  hubiera   apelado  al Cesar. Terminado  el juicio  en  Cesarea  se dispone  a  navegar  hacia    Roma  a finales   de octubre  del año 60   tal vez en una de las naves  que   transportaban  trigo   de Egipto a  Roma. Cuando   se decidió que  emprendiésemos  la navegación  a Italia, Pablo  y algunos  presos  fueron  confiados  a un centurión  de la cohorte  Augusta, que se llamaba  Julio. Embarcamos  en una nave  de Adramicio   que iba  a zarpar  hacia puertos   de Asia  y nos hicimos a la mar, llevando con nosotros  a Aristarco, macedonio   de Tesalónica.Al dia siguiente  llegamos  a Sidón  y  Julio, tratando a Pablo   con humanidad, le permitió  visitar a sus amigos  y proveerse de lo necesario.Partimos  de allí  y a causa  de vientos contrarios, navegamos  a los largo de  Chipre  y a través   de  los mares de  Cilicia  y Panfilia, arribamos  a Mira  de Licia.Allí  encontró  el centurión  una nave  alejandrina  que se dirigía  a Italia  y nos trasladó a ella.Durante  varios dias  navegamos con lentitud  y llegamos  con dificultad  frente   a Gnido. Dado que  que e l   viento  nos era contrario, navegamos  al abrigo   de Creta   cerca  de Salmone.A  duras penas  costeamos  la isla    hasta  llegar a un lugar   llamado Puertos Buenos,  junto  al que está  la ciudad  de Lasea,  sur  de Creta. En  breve  -  pasada  la tempestad -   arrivaremos  a   Roma   para  comparecer  ante  el tribunal  del Cesar.

domingo, 4 de diciembre de 2022

                                                              SPRICH  -  WORTEN -  384

                                                  " PRAXEIS TON APOSTOLON "   Nº.-75

         "  SAN PABLO  ANTE EL REY  AGRIPA  II  "  "  DISCURSO  DE SAN  PABLO  " 

Aprovechando   la  visita  protocolaria  del  Rey Herodes  Agripa   y su esposa Berenice  a Cesarea  con el  motivo  del relevo   y toma  de posesión   del procurador  Festo,    se reunen  con gran pompa  para  tratar el asunto   de Pablo, entraron en la sala   de la audiencia  junto con los tribunos  y los hombres   mas  importantes    de la ciudad. A una orden de Festo  trajeron al preso Pablo. Dijo Festo  " Rey Agripa  y todos   los presentes  entre nosotros, veis aquí  a este hombre. Toda la multitud  de los judios  me ha interpelado  contra él,  tanto en Jerusalén  como en este lugar,  gritando  que no merece vivir mas tiempo. Comprendí,  sin embargo,  que no había cometido nada digno de muerte..Pero   como ha apelado  al Cesar he decidido  enviárselo. Dado que no tengo nada  preciso  que escribir  al emperador  sobre él, lo he traido  ante vosotros y especialmente  ante tí,  rey Agripa, para que , una vez  hecho  el interrogatorio, tenga  algo  que escribir, pués  me parece  improcedente enviar  un preso  sin  indicar  de qué  se le acusa. Agripa  le dijo a Pablo: "  Se  te  permite hablar en tu defensa. Entonces Pablo  extendió la mano  y  comenzó su alegato. Me  considero dichoso. Rey Agripa,   de poder defenderme hoy ante  tí   de todas las acusaciones   de los judios, sobre todo, porque  tú conoces  todas  sus cuestiones  y costumbres. Te ruego, por tanto  que me escuches pacientemente. Todos los judios saben  de mi vida  desde mi juventud, que  transcurrió  desde el principio  en medio   de mi pueblo en Jerusalén. Me conocen hace mucho tiempo  y si  quieren pueden atestiguar  que he vivido  como fariseo, según la secta mas estricta  de nuestra religión. Y ahora estoy sometido  a juicio   por la esperanza  en la promesa  hecha por Dios  a nuestros padres, la cual   esperan alcanzar nuestras doce tribus  sirviendo a Dios  con perseverancia  dia y noche. ¡ A causa de estas esperanza,  rey Agripa,  soy acusado  por los judios  !  ¿ Por qué os parece  increible que Dios  resucite a los muertos ?  Yo me creí en el deber  de actuar enérgicamente  contra el nombre  de Jesús Nazareno. Lo hice en Jerusalén  y encarcelé  a  muchos  santos  -  hermanos -  con potestad  recibida  del los   príncipes   de los sacerdotes. Y  cuando  se les mataba  yo aportaba mi voto. Les castigaba  frecuentemente  por todas  las sinagogas, para obligarles  a blasfemar  y enfurecido  contra ellos, llegaba  hasta   perseguirles en ciudades  extranjeras. Con este fin  iba  a Damasco, con la potestad  y autorización   de los principes    de los sacerdotes  y al medio dia  vi  en  el camino,  una luz   del cielo, mas brillante  que el sol, que me envolvió a mí  y a los que  me acompañaban. Caimos todos a tierra  y escuché  una voz que me decía en hebreo:  "  Saulo, Saulo ¿ Por qué me persigues ?. Dura cosa es para tí  dar coces contra el aguijón. Yo contesté:  ¿ Quién eres, Señor ?  Y el Señor  me dijo:  Yo soy Jesús, a quién tú persigues. Pero levántate y ponte en pié, porque me he dejado  ver por tí  para hacerte ministro y testigo  de lo que    has visto  y de lo que todavía te mostraré. Yo te libraré  de tu pueblo  y de los gentiles a los que  te envio, para  que abras  sus ojos  y así se conviertan  de las tinieblas  a la luz  y  del poder de Satanás  a Dios   y reciban  el perdón  de los pecados  y la herencia  entre los santificados  por la fe  en mí ". Asi   pués, rey Agripa,   no fuí desobediente  a la visión celestial, sino que  primero a los de Damasco  y Jerusalén  y  luego por toda la región  Judea  y a los gentiles, comencé a predicar que se arrepintieran  y se convirtieran a Dios   con obras dignas   de penitencia, Por este motivo  intentaron matarme  los judios  cuando me apresaron  en el Templo. Con la ayuda de Dios  he permanecido  hasta este dia  predicando  a pequeños y grandes, sin enseñar otras cosas  que las que los Profetas  y Moisés   dijeron  que iban a suceder:   que el Cristo  debía   padecer  y  después  de ser el primero  en resucitar  de entre los muertos, iba  a anunciar  la luz al pueblo  y a los gentiles. En la  siguiente  " SPRICH  -  WORTEN "    escucharemos     el efecto  diferente   del discurso   o  palabra    de Dios  que  revuelve     los corazones    de los oyentes   como una espada  que corta  por los dos filos.